Provecho de los padecimientos para el prójimo

Aquellos que aceptan sus padecimientos con resignación, por sumisión a la voluntad de Dios y con miras a su felicidad futura, ¿trabajan sólo para sí mismos? ¿No pueden hacer que sus padecimientos sean provechosos para otros? Esos padecimientos pueden resultar provechosos para otros, tanto material como moralmente. Materialmente, si a… Leer más »

¿Será lícito abreviar la vida de un enfermo que sufre sin esperanza de curarse?

Un hombre agoniza, presa de crueles dolores. Se sabe que su estado es desesperante. ¿Será lícito ahorrarle algunos instantes de angustia, precipitando su fin? ¿Quién os concedería el derecho de prejuzgar los designios de Dios? ¿Acaso no puede Él conducir a un hombre hasta el borde del sepulcro, y luego… Leer más »

Pruebas voluntarias. El verdadero cilicio

Preguntáis si se permite al hombre aliviar sus propias pruebas. Esa pregunta conduce a esta otra: Al que se ahoga, ¿se le permite tratar de salvarse? Al que se clava una espina, ¿quitársela? Al que está enfermo, ¿llamar al médico? Las pruebas tienen por objeto ejercitar la inteligencia, al igual… Leer más »

Pérdida de las personas amadas: Muertes prematuras

Muertes prematuras Cuando la muerte acude a segar en vuestras familias, y se lleva sin contemplación a los jóvenes antes que a los viejos, soléis decir: “Dios no es justo, porque sacrifica al que es fuerte y tiene un gran futuro, para conservar a los que ya han vivido muchos… Leer más »